miércoles, 10 de octubre de 2012

Gimme the Power, by Olallo Rubio



“No nos hacen nada y mira lo que estamos diciendo”

La neta no sé cómo empezar mi verborrea sobre el filme de Olallo Rubio que tiene que ver con la historia de un grupo de rock y la de una dictadura perfecta. La película es muy buena y en ella Rubio hace lo que mejor sabe hacer, lo que sea que eso sea. Y mis amigos extranjeros, o sea los que viven fuera de Yucatán, se preguntarán si de verdad acabo de ver una movie que salió hace tanto tiempo, ¿tan lejos estará Mérida que acaba de llegar? Pues sí, y no sólo eso, ya que la quise ver anteayer y acudí a una sala según la cartelera publicada en periódicos, la cual decía que sería exhibida en tres horarios, uno vespertino y dos nocturnos, pero al llegar por la noche te decían que sólo en la tarde se proyectaba. Sí, este sofisticado sistema de censura todavía opera en este pueblo cuya población suspiracionista insiste en llamar ciudad sólo por los hechos de tener muchos y grandotes centros comerciales, restaurantes fancys y un chingo de tránsito con su respectivo madrero de automóviles.