sábado, 20 de abril de 2013

El Kaskep Apócrifo

Debrayes Pretenciosos del Kaskep


Algunas cosas son ciertas las creas o no. Supe por medio de un correo electrónico que el debraye gastronómico, que hicimos a manera de prueba piloto, causó molestia en un amable lector de este blog, pues lo consideró muy fresa y con alta traición a la tradición chayaliteraria, así como al estilo propio y particular malvendido por una torta y cuatro chevas, usando cual moneda de cambio burdos halagos liberadores de profundas aspiraciones pequeñoburguesas (sic). Lo interesante y enriquecedor del asunto, es que tras mi agradecimiento a esas palabras por la misma vía, el iracundo, traicionado y responsable lector, me regaló una joya firmada por él mismo como El Kaskep Apócrifo, misma que a continuación reproduzco tal cual.


Vida Catrina



Debrayes Gastronómicos del Kaskep (Piloto)




Es un cliché picahielo eso de hablar del clima, sobre todo en Mérida, donde ya se sabe de qué va el asunto. Aunque hoy más que nunca debería ser tema de sobremesa y verdadera discusión y conciencia para el futuro del pobrecito planeta. Y es que era la una todavía del medio día y cualquier figura retórica para referirme al calor se quedaría corta, muy corta. Era jueves y sin oponer resistencia hubiera muerto de hambre pero no de sed. Caminando por el Centro decidí entrar en un lugar que llamó mi atención por lo relajado y un tanto nice de su ambiente: Vida Catrina.

martes, 9 de abril de 2013

A propósito de Post Tenebras Lux



Sólo un debraye cinematográfico más


Al megacomplejo cinematográfico de nombre Cinemetrópoli, ubicado con sus cuarenta y cinco modernas salas en el ultra fashion Mall de la Brisa Caliente, acude prácticamente toda la población de la pequeña pero más diversocultural ciudad del mundo, es decir, la muy noble y muy leal ciudad de Mérida de todos los Montejo que nuestro altísimo señor Jesús cristo, su padre y su santo espíritu tengan en su santísima gloria. Pero eso sí, sólo la última sala del incluyente y fino recinto cuenta con el magnífico y por demás elegante servicio del cadenero. Y esto porque se trata de la única estancia dedicada exclusivamente al cine de arte.